Nuestro primer día en Oporto

Ribeira Oporto

Llegamos a Oporto sobre las 4 de la tarde, después de dar varias vueltas intentando aparcar… ¡porfín encontramos un sitio! Aparcar gratis en Oporto es difícil, en muchas calles está prohibido aparcar libremente, aunque las señalizaciones brillan por su ausencia, por eso, antes de aparcar fíjate bien en todas las esquinas o pregunta en algún comercio si esta permitido aparcar ahí (no te vaya a pasar como a Adrián que dejó el coche en una calle y a la mañana siguiente había desaparecido).

Alojamiento

Nos alojamos en el hotel Down2Town B&B situado en la rua da Restauração, a 5 minutos caminando de la Universidad el Oporto (la ubicación no pudo ser mejor). Pasamos como tres veces por delante de la puerta del hotel intentando encontrarlo ya que no ponía por ningún lado el nombre, hasta que un hombre muy amable que estaba asomado a una ventana nos dijo que la puerta que estábamos buscando era la que teníamos justo enfrente. Desde el minuto 1 nuestra estancia allí fue muy agradable, las chicas encargadas del alojamiento nos atendieron en todo y nos enseñaron la habitación.. ¡Ay la habitación! jajaja. Cuando entramos nos pareció flipante ya que todo estaba decorado en un estilo minimista pero con ese punto rococó que tiene cuidad. A lo largo de nuestra estancia fuimos viendo algunas de las cosas que nos parecieron raras, otras, alucinantes.

  1. Para los adictos a la televisión siento deciros que no tiene.
  2. El baño no tiene puertas (es más, para ducharte tienes que cerrar la contraventana del balcón porque sino te ven desde la calle jajaja).
  3. No tiene luz en el techo, solo las lamparillas de noche.
  4. No tiene ascensor.
  5. El desayuno no pudo ser mejor, había pocas cosas pero eran las imprescindibles.. ¡Y cómo sabían!
  6. La cama era enorme y súper cómoda.
  7. Todo estaba súper limpio.

Os dejamos unas fotos de nuestra habitación tal cual nos la encontramos cuando entramos en ella.

 

Después de dejar las cosas en el hotel decidimos salir a patear un poco la cuidad. Lo primero que nos encontramos fue la Iglesia del Carmen. Muchos de los monumentos de la cuidad tienen alguno de sus laterales forrados con murales de azulejo muy característico, como es el caso de esta iglesia. No tuvimos la oportunidad de entrar a verla por dentro, pero por afuera es impresionante, tanto la fachada principal como el mural de azulejo de uno de sus laterales.

  • Localización: Rua do Carmo.
  • Horario: De 8:30h a 12:30h y de 15:00h a 19:00h (consultar festivos y fiestas religiosas)
  • Entrada: Gratuita.

Justo delante de la Iglesia del Carmen, se encuentra el museo de Historia natural, que condice con la parte posterior de la fachada de la Universidad de Oporto. Si rodeamos el edificio llegamos a la cara principal del edificio, que merece la pena ver.

El puente de diciembre en España coincide con el encendido de las luces navideñas, que en la Plaza de los Aliados es impresionante el despliegue de luces que hay. Como nos enteramos por Internet de la iluminación tan bonita que había, no pudimos esperar más tiempo, ¡y qué mejor cosa que ver las luces el primer día por la noche! Aquí os dejamos alguna de las fotos que hicimos (o más bien que nos dejaron hacer porque había tanta gente que para poder sentarte en un banquito había que hacer cola jajaja).

Por la zona de esta plaza se encuentran la mayoría de tiendas más lujosas de la cuidad o los hoteles más caros. Una vez aquí y aún con fuerzas para caminar un rato más decidimos ir al Puente Luis I por la parte alta para así poder ver los dos lados de la ribeira con todas las luces encendidas (y a hacernos alguna que otra foto

Ribeira Oporto
Ribeira Oporto

chula).

Ahora sí que sí.. ¡nos morimos de hambre! Por Instagram Sara había encontrado un restaurante de hamburguesas que sólo con ver las fotos sabíamos que iban a ser las mejores hamburguesas del mundo y la verdad que es que no defraudaron nada de nada. El restaurante es Bugo Art, un sitio pequeño en la rua de Miguel Bombarda. Os contamos todos los detalles en el post ‘Donde comer en Oporto‘, pero antes os dejamos alguna foto de sus hamburguesas para ir abriendo boca…

 

 

 

Bugo Art burgers
Bugo Art burgers
Bugo Art burgers
Bugo Art burgers

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Compartir es vivir!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario