15 cosas que hacer en La Habana

15 cosas que hacer en La Habana

La Habana, esa ciudad divertida y contradictoria, con ritmo salsero y sabor a Ron. Hay innumerables lugares y actividades que hacer en La Habana. Aquí te dejamos unas cuantas para recorrer y vivir la ciudad en 3 días: 15 cosas que hacer en La Habana.

1. Visita la Plaza de la catedral y la Catedral de La Habana

Todos los edificios de esta plaza están inspirados en el barroco.

La Catedral de La Habana está diseñada por el arquitecto Francesco Borromini en 1748. Una de las peculiaridades de este edificio es que tiene sus dos torres desiguales. Esto se debe a que la plaza ya existía en el momento de construir la catedral. Si la hacían de las medidas establecidas en los planos, no cogía de ancho, con lo cual decidieron estrechar una de las torres.

Horario:

  • Lunes a viernes: 9:00 a 16:30
  • Sábados y domingos: 9:00 a 12:00

Ubicación: esquina calle empedrado y San Ignacio.

Precio: La entrada a la catedral es gratuita, pero si quieres subir a la torre el precio es de 1CUC.

 

Desde lo alto de torre puedes ver todos los edificios de La Habana vieja y el contraste con centro Habana.

Dato de interés: Las escaleras a la torre tienes unas escaleras de madera estrechas y con barandilla sólo por uno de los lados. Así que, si eres un poco miedica como yo, te costará subir, pero más aún bajar jajaja. Eso sí, las vistas desde arriba del todo merecen la pena 100%.

2. Prueba la cerveza artesanal de la Plaza Vieja

La plaza vieja fue diseñada en 1559, y es una de las más pintorescas de toda la ciudad. En ella vivieron las principales familias de la burguesía criolla, y uno de los lugares más emblemáticos y con más ambiente de la ciudad.

En una de las esquinas se encuentra una cervecería con música en directo que hace cerveza artesanal y es una visita obligada.

El precio de la columna de cerveza es de 16 CUC, y da como para 8 personas. El único problema es que los sistemas de enfriamiento brillan por su ausencia.

Ubicación: intersección de las calles Muralla, Teniente Rey y Mercaderes

3. Asiste a la ceremonia del Cañonazo

Esta ceremonia se celebra en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, el fuerte colonial más antiguo de américa. Carlos III de España ordenó su construcción para evitar que los invasores tomasen la cuidad. Todos los días a las 8 de la tarde lanzaba un cañonazo. Ahora esa ceremonia se hace a las 9 de la tarde, donde unos actores ataviados con trajes de la época te cuentan la historia y recrean el disparo de un cañón sobre el puerto.

Ubicación: Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Horario: 10:00 a 22:00. Ceremonia del cañonazo 21:00.

Precio: Antes de las 6 de la tarde 6CUC / Después de las 6 de la tarde 8CUC.

4. Visita el museo de la revolución

Se trata del antiguo palacio de la presidencia construido entre 1913 y 1920. El último presidente que ocupó el palacio fue Fulgencio Batista. En el museo hay un amplio recorrido por la revolución cubana. Tiene demasiada información así que si eres un fanático de la revolución cubana aquí tienes para horas. Una de las salas está inspirada en el palacio de Versalles de París.

Delante del edificio hay un fragmento de la antigua muralla de la ciudad, un tanque SAU-100 usado por Castro durante la batalla de la Bahía de Cochinos. También una réplica del yate de 18m que trasladó a Fidel Castro y otros 81 revolucionarios desde México a Cuba.

Ubicación: Calle Refugio nº1

Horario: 9:30 a 16:00

Precio: 8 CUC

5. Capitolio

El capitolio cubano, el edificio más grandioso de toda la ciudad. Recuerda al capitolio de Washington DC, pero en realidad está inspirado en el Panteón de París.  La construcción de éste tardo exactamente 3 años, 2 meses y 20 días.

Actualmente está en obras de restauración, pero ya tiene un ala reconstruida y abierta al público. En su interior se encuentra la estatua de la república, la tercera más grande del mundo en interior. Simboliza la virtud del pueblo y el trabajo.

Ubicación: Paseo de Martí, Centro Habana. Se encuentra cerca del parque central.

Horario: 10:00 a 16:00

Precio: 10 CUC visita guiada.

6. Admira La Habana desde su punto más alto: El monumento a José Martí

En la plaza de la revolución se encuentra, rodeado de jardines y con forma de estrella, el monumento a José Martí, el punto más alto de toda La Habana. Desde allí podemos ver las dos siluetas más representativas de la plaza de la revolución, las de los guerrilleros más heroicos de Cuba: el Che Guevara (con las palabras “Hasta la victoria siempre”) y Camilo Cienfuegos.

Tiene miradores en todas las direcciones así que podrás hacer una vista global de toda la ciudad.

Ubicación: Plaza de la Revolución. Esta apartada de La Habana vieja por lo que deberás coger un taxi para llegar aquí, no más de 10 CUC.

Horario: de lunes a sábado de 9:30 a 17:00.

Precio: 5 CUC.

7. Visita la necrópolis de Cristóbal Colón: el cementerio de La Habana.

Si, reconozco que suena raro, pero es un lugar cargado de recuerdos y no sólo de los cubanos. Allí podrás encontrar mausoleos dedicados a las familias de diferentes partes de España ya que fue uno de los principales lugares a los que emigró la población. Nosotros, como buenos asturianos, fuimos a ver el mausoleo dedicado a la Sociedad Asturiana de Beneficencia. También lo hay dedicados a otras provincias. También encontramos (y esto sí que nos sorprendió) un mausoleo dedicado a los municipios asturianos de Teverga, Quirós y Proaza.

Si conocéis o tenéis algún familiar que haya fallecido en La Habana, en la entrada hay unos funcionarios que buscan su nombre y te llevan hasta el punto exacto donde está enterrado.

Ubicación: Calle 12, La Habana, Cuba

Horario: De lunes a viernes de 8:00 a 17:00

Precio: 5 CUC. Si vas en grupo puedes negociar con ellos el precio para que salga más económico. Nosotros éramos un grupo de 9 personas y nos cobraron 25 CUC.

Consejo: Para llegar al cementerio puedes ir a pie visitando el Vedado, la zona más lujosa de la ciudad.

8. Cómete un helado en la famosa Coppelia

Coppelia es la heladería más famosa de la ciudad. Son características las enormes colas de gente esperando su apertura. Esto se debe a que los cubanos tienen un precio especial en esta heladería y muchos más sabores entre los que elegir que los extranjeros.  Los helados son todos a base de vainilla y cuando nosotros estuvimos allí había tres sabores: vainilla, chocolate y fresa. En nuestra opinión nada del otro mundo, pero estás en Cuba a 32ºC así que a un heladito bien fresquito no le vamos a decir que no.

A los turistas los suelen poner en un espacio apartado al aire libre donde se puede pagar con pesos convertibles.

Ubicación: 2111 Calle L, La Habana, Cuba

Horario: de lunes a viernes de 9:00 a 20:00

Precio: 2,5 CUC dos bolas de helado.

9. Adéntrate en el Callejón Hamel

Arte afrocubano cargado de color e ingenio que hará de un recorrido de pocos metros una experiencia increíble. Hay muchos niños por allí así que si les llevas bolígrafos o pinturas te convertirás en su héroe por un día.

Ubicación: barriada de Cayo Hueso, entre las calles Hospital y Aramburu. Cerca del Malecón.

Horario: No tiene horario, pero es recomendable ir durante el día.

Precio: Gratuito

10. Pasea por el Parque Central.

A escasos metros del Capitolio nos encontramos el Parque Central, donde encontraremos decenas de “almendrones “aparcados. Estos coches tienen todos los lujos que puedas imaginas, algunos de ellos tienen hasta un pequeño minibar en la parte trasera. Son utilizados principalmente para hacer circuitos turísticos por los alrededores de la ciudad.

11. Recorre la Calle Mercaderes

Una calle adoquinada y sin coches con numerosos museos, la mayoría de ellos gratuitos.

12. Tomate a un mojito en La Bodeguita del Medio.

Uno de los lugares más emblemáticos de todo Cuba. Sus paredes están llenas de firmas de celebridades que pasaron por este lugar a tomarse la bebida estrella. Tomate un mojito en este lugar si, ¡pero solo uno! Los mojitos son mejores y mucho más baratos en otras partes de la ciudad.

Ubicación: Calle Empedrado 207.

Horario: 11:00 a 24:00

Precio del mojito: 5CUC

13. Súbete a un coche antiguo

Muchos taxistas tienen coches de época que suelen darte una vuelta por la ciudad a un módico precio. Solo tienes que salir a la calle con intención de subirte en uno y ya habrá 3 taxistas ofreciéndote sus servicios. Como consejo te diré que trates el precio con el conductor directamente ya que muchos son comerciales que están en la calle y se llevan una comisión y claro, eso va a incrementar el precio.

El taxista normalmente te suele ir contando cosas sobre los lugares por los que pasas, pero si no es así pregunta sin miedo, son gente amable que se prestan a hacer de guía durante el recorrido.

Si tienes pensado hacer un viaje en taxi por algún lugar de la isla como nosotros tendrás la oportunidad de viajar en un coche antiguo.

14. Recorre el Malecón

Si no es a pie, en coche. Si vas desde la Habana vieja, en el otro extremo se encuentra el Hotel nacional, donde hay numerosas pinturas de personajes célebres que se alojaron en este lujoso hotel. Tómate algo en los jardines con vistas al malecón, un lugar espectacular.

15. Entra a visitar alguna tienda de pinturas cubanas

casi todo lo que hay en las tiendas son productos hechos por los propios cubanos. si te gustan las láminas y las pinturas no te puedes perder el arte que hay en la calle. Entra en cualquier tienda de pinturas y admira la creatividad y el ingenio que tiene algunas de ellas. las pinturas siempre son un buen recuerdo.

 

Piérdete por las calles de La Habana…

Descubre lugares nuevos porque cada rincón en esta ciudad es mágico y digno de admirar.

Si tienes alguna duda sobre los coches o itinerario de viaje no dudes en consultar nuestra última entrada: ¡Vámonos a Cuba!

 

 

¡Compartir es vivir!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario